Harper’s Bazaar México, la normalización de los ECOSIG y su nueva Directora Editorial

Square

El pasado 11 de junio, la editora en jefe de la revista de moda Harper’s Bazaar México, Lucía Alarcón, publicó en su cuenta personal de Twitter el video titulado “Ex LGBTQers testifican: Si tú no quieres ser gay o transgénero, no lo tienes que ser”, acompañado del mensaje “Jesús cambia vidas”. Como el título lo indica, en este video se pueden observar alrededor de quince personas que narran su experiencia cuando eran parte de la comunidad LGBTIQ+ y cómo lograron ser “salvades”, en específico, gracias a la religión. 

Es importante señalar que quienes están dando estos testimonios, pertenecen a un grupo religioso llamado Changed Movement, el cual está conformado por miembros que alegan haber dejado de ser personas LGBTI+ al haberse acercado a Jesús. Dentro de sus actividades, se encuentra realizar presión política para impedir que pasen ciertos proyectos de ley en Estados Unidos, en especial, aquellos que estén dirigidos a proteger a la gente que forma parte de la diversidad sexo genérica.

A partir de esta publicación, a Lucía Alarcón le llovieron críticas alegando que sus comentarios no solamente eran LGBTfóbicos, sino que además, estaba promoviendo prácticas crueles, inhumanas y denigrantes que son consideradas por la Organización de las Naciones Unidas como tortura y, que en algunos lugares de México como la Ciudad de México, el Estado de México y Baja California Sur, están tipificados como delitos. 

En ese sentido, es importante recordar que cualquier Esfuerzo para Corregir, suprimir o reprimir la Orientación Sexual y/o Identidad/expresión de Género (“ECOSIG”) son prácticas que atentan contra los derechos humanos y que bajo ningún contexto pueden, ni deben estar normalizados. En muchas ocasiones, estos ECOSIG están disfrazados de cursos, talleres, pláticas o retiros espirituales en donde apelando a la religión y a supuestos valores morales, se intenta “cambiar” a las personas LGBTI+ a través de métodos manipulativos y coercitivos que pueden terminar causando una grave afectación a nivel físico y emocional.

Los ECOSIG pueden ser de múltiples formas y van desde privación ilegal de la libertad, “terapias” de conversión (últimamente hasta en línea), violaciones correctivas, electroshocks, medicalización forzada de los cuerpos, etc.

Después de las duras críticas que tanto Lucía Alarcón como la revista Harper’s Bazaar México recibieron, la cuenta de la revista en Estados Unidos publicó un mensaje señalando que tenían conocimiento de este suceso y que se encontraban lidiando esta situación directamente con la editora. Horas más tarde y después de varios días de silencio, Lucía Alarcón publicó un mensaje diciendo lo siguiente “Ofrezco una sincera disculpa a quienes ofendí, producto de una visión sesgada. Colaboraré con la investigación que se ha anunciado y aceptaré las consecuencias que la editorial determine. Estaré tomando los cursos de diversidad que se llevarán a cabo. Lo siento, nunca es tarde para rectificar. Agradezco a los que me han orientado”. A la par de esto, la cuenta de Harper’s Bazaar México publicó un tuit señalando que trabajarán de la mano con CONAPRED para capacitar a todo su personal en materia de no discriminación y derechos humanos.

La disculpa tanto de la revista en México, como su editora en jefe se presentó de manera tardía, generando un gran cuestionamiento entre la población LGBTI+ quienes nos mantuvimos haciendo presión en redes sociales para que la editorial tomara acciones en concreto y esto no solo quedara en una simple disculpa; ya que para las y los sobrevivientes de estos terribles ECOSIG, quienes han sido las personas que han alzado la voz haciendo lo personal político y luchando contra estas prácticas crueles, inhumanas y denigrantes, este asunto no es un error de comunicación, sino es la materialización de la normalización de la tortura que alguna vez vivieron.

Después de casi un mes de esta publicación, la sede en México de la revista más antigua de la historia de la moda, acaba de publicar hoy 7 de julio de 2021 que Lucía Alarcón deja el puesto como directora editorial de Harper’s Bazaar México, anunciando a su sucesora con el siguiente mensaje: “Estamos seguros de que bajo el liderazgo de María José Guzmán Medina, Harper’s Bazaar México atenderá a su audiencia y anunciantes con una visión y una voz modernas, mientras continúa produciendo contenido de la más alta calidad por el que se conoce a esta icónica marca de moda”.

Desde Yaaj México, esperamos que la incorporación de la nueva directora editorial traiga consigo la implementación de políticas de capacitación y sensibilización para todas y todos los trabajadores de esta revista, además de acciones afirmativas reales en pro de los derechos de la comunidad LGBTIQ+ y todas las minorías históricamente vulneradas. Harper’s Bazaar México ahora le toca ser más consciente que nunca y demostrar contundentemente que entienden que la lucha en contra de cualquier práctica considerada como ECOSIG no es una cuestión de “tener una visión y una voz moderna”, sino un asunto de derechos humanos básicos.

A pesar de este lamentable suceso, es importante rescatar que pudimos ser testigos de varios mensajes condenando cualquier tipo de ECOSIG así como de muestras de apoyo a la comunidad LGBTIQ+, tanto de sus mismos miembros como de distintos aliadxs. Entre las personalidades que realizaron algún tipo de mensaje de apoyo a través de redes sociales están Mónica Garza, Escándala, Aldo Rendón, Gerard Cortez, Fashion Week Mx, Eréndira Ibarra, Manolo Caro, Pedro Guez, Daniel Lismore, Cecilia Suárez, Mancandy, Eduardo Granja, Ludwika Paleta y Ximena Navarrete. ¡GRACIAS POR NUNCA DEJARNOS SOLXS ALIADXS!

La historia se sigue escribiendo cada día y la pregunta es: Tú, ¿de qué lado de la historia eliges estar? Recuerda que no se necesita ser la causa para defenderla.

Y a ti que nos puedas estar leyendo joven LGBTIQ+ RECUERDA QUE NO ESTÁS SOLX, HABEMOS MUCHAS PERSONAS LUCHANDO POR TI, NO HAY #NADAQUECURAR.